Invertir en energía solar podría tener recompensa

January 29, 2014 by: Luis Diaz

Uso eléctricogeneral

  • 60% del uso eléctrico en un hogar está destinado a artefactos domésticos como lavadoras.
  • 35% del uso de la electricidad en una residencia corresponde a las luminarias (bombillas).

Más allá de contribuir con el medioambiente y ahorrar energía, el uso de paneles solares podría representar una inversión con retorno monetario para las empresas o residencias de Panamá.

Según explicó Hiroki Kaji, presidente de Panasonic para América Latina, la región cuenta con la radiación solar más potente del mundo y al tener un costo de la energía bastante alto en comparación con otros países, el ahorro podría ser mayor.

Actualmente la demanda de sistemas fotovoltaicos se encuentra en 6.1 gigavatios, mientras que en Asia, región con mayor demanda de este sistema en el mundo, es de 15.1 gigavatios. Para 2014 se espera que la región pase a una demanda global de 8 gigavatios, mientras que Asia llegará a los 18.4 gigavatios.

Pero es curioso que América Latina goce del doble del principal recurso para la energía solar que es la radiación solar en comparación con los países asiáticos.

Diferentes usos

Según una investigación realizada por Panasonic, la mayor demanda del uso de estos sistemas se encuentra en el sector de utility-scale (usos con magnitudes entre 25 kW to greater than 50 mW) con 398 megavatios instalados durante el año 2013 en Suramérica y Centroamérica. En segundo lugar se encuentra el uso en grandes comercios con 71 megavatios instalados en la región.

El uso residencial se ubica en tercer lugar con 15 megavatios instalados durante 2013, sin embargo, este ha crecido en comparación con 2012, cuando solo se demandaban 15 megavatios en energía fotovoltaica en uso residencial.

Para 2016 se espera que la demanda residencial en la región de esta fuente de energía sea de 487 megavatios, lo que convertiría el uso doméstico en el segundo mayor demandante de energía solar.

Según Pablo Dhanani, propietario de Ecogreen, una de las empresas encargadas de la distribución e instalación de paneles solares en Panamá, el uso residencial de este tipo de energía está aumentando.

Instalaciones

Además, explicó que existen varios tipos de instalaciones que se pueden realizar. El primer sistema consiste en que la residencia o el comercio se surtan en su totalidad de energía solar, es decir que no estén conectados a la red eléctrica.

Dhanani informó que este caso no es recomendable para las residencias al tomar en cuenta que el 60% de la energía necesaria en un hogar corresponde a aparatos eléctricos como lavadoras, aires, refrigeradoras, etc., los cuales “necesitan un arranque que la energía solar no puede suministrar”.

El segundo sistema permite la conexión tanto a los paneles solares como a la red nacional de electricidad, esta es capaz de suministrar la potencia necesaria para arrancar los aparatos eléctricos domésticos y, posteriormente, cuando la energía necesaria se regula. El sistema pasa al uso de la energía solar mediante un inversor inteligente, dejando de consumir el servicio de la red.

También existe la posibilidad de instalar una batería que almacena la energía solar para su uso posterior dejando a un lado la necesidad de la conexión a la red, sin embargo, la batería es más costosa que el mismo uso de la electricidad.

Dhanani calculó que un sistema con un inversor, paneles y con una batería de almacenamiento incluida cada vatio estaría costando alrededor de 10.50 dólares, mientras que en un sistema sin batería el vatio estaría costando un estimado de 2.50 dólares. Además, las baterías deben ser reemplazadas cada cierto tiempo.

Otro de los beneficios de estar conectados a la red es que actualmente en Panamá, cuando un sistema de energía solar instalado en una casa o comercio genera mayor energía de la que demanda el lugar, esta pasa a suplir la red nacional. Es decir que cuando un comercio genera mayor energía solar de la que necesita puede comenzar a “venderla” a la red.

Sin embargo, Dhanani comentó que actualmente en el Istmo “no se incentiva el uso de energía limpia”, ya que las empresas pagan 15% de aranceles en la importación de los equipos.

Según explicó el gerentes de Panasonic para América Latina, el Gobierno japones compra cada kilovatio de energía renovable en 34 centavos, mientas que en Panamá cada kilovatio podría ser vendido por 16 centavos, tomando en cuenta la capacidad de producción debido a la alta radiación solar.

Rafael Linares, ejecutivo de ventas de Panasonic, explicó que en Alemania y Japón, donde se encuentra la mayor demanda de energía solar, se estima que diariamente hay entre dos y tres horas de radiación solar, mientras que en Panamá se contabilizan hasta cinco horas, en lugares como la provincia de Veraguas. Cinco horas es el máximo a nivel mundial.

 

Fuente: Panama America

Filed under: Uncategorized

Leave a Reply

*